El espacio. Bodegas Enate.

EL ESPACIO. BODEGAS ENATE.

El recorrido que representan las fotografías pertenece al espacio de las bodegas de vino Enate. Su arquitecto Jesús Manzanares “ha captado la intensa luminosidad de esta región y la ha trasladado a los espacios interiores, de forma que aun dentro queda la sensación de estar un poco fuera. Es quizá el mejor ejemplo de este juego entre naturaleza y arquitectura” (www.enate.es).

Durante el trayecto de este espacio, fui captando las formas geométricas que constituyen el interior de la infraestructura. Esa simetría y el ritmo que se genera con la linealidad de su diseño suscita cierta profundidad, amplitud y dirigen la mirada hacia aquello que rompe con el propio esquema. Lo que genera tensión, que no esta en armonía con las líneas predominantes. Se percibe como un continuo descubrimiento que te invita desde dentro a ver el exterior y establece un vínculo entre ambos.

La iluminación que refleja el interior del espacio provoca esta atmosfera fría, limpia, brillante, esplendorosa, que le da cierta majestuosidad al lugar. Se percibe tranquilidad, serenidad, calma, silencio, reserva…

Todo constituido por una escala de tonos grises y marrones, por los materiales sobre los que esta construido. Que ayudan a generar esas sensaciones de extensión y grandeza, pero que lo convierten en un sitio inhóspito, que invita a estar allí de paso sin ser habitable.

Todas estas sensaciones son acordes a la funcionalidad del espacio. Mientras avanzas por el, vas profundizando en zonas más íntimas del espacio que mantienen esas percepciones primarias, pero que aportan nuevas sensaciones.

Resultan áreas mas acogedoras, quizá por la iluminación y los tonos mas cálidos, el ritmo que se genera en la repetición de formas donde no hay tensión sino armonía y dinamismo. Se produce una impresión de longevidad, energía, vitalidad. Sin dejar de lado esta constitución de magnitud e amplitud.

Pienso que la idea del arquitecto en la creación de los espacios y para su destino, la elaboración de vinos, se respeta ese juego con la naturaleza porque existe una complejidad en la combinación de las diferentes áreas, en la conexión de formas lineales y curvas, en la mezcla entre luces planas y duras, y sobretodo, en la apreciación que provoca esa plenitud y que a la vez sorprende y sobrecoge.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s